instalacion de suelo radiante

Ahorro económico y energético con la instalación de un suelo radiante

La instalación de suelo radiante en una vivienda es una decisión importante en más de un sentido. Es un sistema de calefacción constituido por una red de tubos instalados bajo el suelo, y que generalmente se hace en nuevas construcciones o en reformas integrales de vivienda.

En España es un sistema aún poco utilizado debido a los costes, ya que ciertamente la instalación de un suelo radiante cuesta más que otros sistemas de calefacción; en otros países europeos y no europeos su uso es bastante más generalizado.

Y esto se debe a una simple razón: la calefacción por suelo radiante es más eficaz, eficiente y cómoda porque la temperatura se regula desde el suelo, produciendo una sensación de bienestar inigualable.

que es suelo radiante madrid

Qué es el suelo radiante

La calefacción por suelo radiante es una red de tuberías instalada bajo el pavimento de la casa. A través de las tuberías circula agua caliente o agua fría, ya que es un sistema que sirve para el frío y el calor, por eso se puede hablar también de suelo radiante refrescante.

Hay suelos radiantes que en lugar de tuberías utilizan hilos eléctricos bajo el suelo, y cuando la energía eléctrica pasa se calienta, consiguiendo el mismo efecto que el suelo radiante por agua.

Cómo funciona el suelo radiante

El agua fluye a través de toda la red de tuberías que se haya instalado, tanto caliente como fría (en el suelo radiante eléctrico, lo que fluye es la electricidad).

Cuando es agua lo que fluye, esta va regulando poco a poco la temperatura general, que el cemento del pavimento absorbe difundiéndose luego al ambiente.

La diferencia entre un suelo radiante por agua y por electricidad es que este último solo sirve como calefacción en invierno, ya que los hilos eléctricos funcionan como una resistencia que se calienta al pasar la electricidad.

Instalarlo con el sistema de agua da mejores resultados porque lo cierto es que se consigue un suelo radiante frío calor adecuado para las temperaturas más extremas.

Se considera el mejor sistema de calefacción, ya que tanto el calor como el frío se irradian suave y progresivamente por todo el suelo ajustando la temperatura de manera uniforme en toda la vivienda.

como instalar suelo radiante

Tipos de suelo radiante

Suelo radiante por agua caliente

Como ya se mencionó, la instalación de suelo radiante se basa en un circuito de tuberías conectado a una bomba de calor o una caldera de gas; a través de este circuito circula agua caliente que va caldeando las zonas donde esté instalado.

El principal beneficio es que se ahorra una cantidad importante de energía en comparación con otros sistemas, ya que en un radiador convencional el agua debe llegar alrededor de 80°C, mientras que en la calefacción por suelo radiante solo se necesita que llegue a 35 o 40°C.

Suelo radiante por agua fría

Sí, también puede ser un suelo radiante refrescante si el agua que fluye por las tuberías es fría. Para el agua caliente las tuberías tienen un mayor diámetro (12 mm), y para el agua fría es menor (10 mm).

Para que la instalación de suelo radiante pueda utilizarse durante todo el año se instalan tuberías aptas para ambos casos.

empresa instaladora suelo radiante madrid

Suelo radiante por hilo eléctrico

Se trata de una red eléctrica bajo el pavimento, que puede ser por un cable calefactor o por una malla calefactora. 

Ambos sistemas van dentro del hormigón, y producen una adecuada disipación del calor desde el cable hasta el pavimento que se pisa.

Suelo radiante por folio radiante eléctrico

El folio radiante eléctrico se instala bajo el pavimento, con la diferencia de que puede hacerse directamente bajo el suelo y no embebido en el hormigón, como los anteriores casos de calefacción por suelo radiante.

No importa que hayamos elegido parqué, gres, terrazo, tarima flotante o suelo laminado, el folio radiante va inmediatamente antes, lo que constituye una ventaja económica al prescindir de mortero, cemento o cualquier otra fijación para la instalación de un suelo radiante.

ahorro energetico de la aerotermia

Cómo se instala suelo radiante

La instalación de un suelo radiante consta de 4 capas: la primera, la más profunda (que va encima del forjado), es un folio plástico encima del cual va la segunda capa, que es el aislamiento térmico.

La tercera capa es el suelo radiante propiamente dicho (esto es, la red de tuberías o hilos eléctricos), que se hace en forma de serpentín, doble serpentín o de espiral. Por último, está la capa de mortero o cemento sobre la que irá colocado el pavimento.

calefaccion por suelo radiante

La instalación del suelo radiante necesita de varios elementos:

Los colectores (empotrados en la pared de cada estancia, de donde parten los circuitos) y el zócalo o banda perimetral (banda de espuma de polietileno que absorbe las dilataciones del mortero y genera calentamiento lateral, y se fija a las paredes de cada habitación desde el suelo hasta la cota superior del pavimento).

Ahora bien, se recomienda que el espesor del suelo radiante sea de entre 10 a 12 cm, incluida la capa de mortero autonivelante, la cual se recomienda que sea aproximadamente de 5 cm.

El espesor del suelo radiante debe cubrir todas las capas que conforman el sistema calefactor. Hay que tener en cuenta este factor, ya que en algunos casos no se podría instalar, por eso es más conveniente en nuevas construcciones o reformas integrales.

Ventajas y desventajas de la instalación de suelo radiante

Consumo energético reducido y alto rendimiento

Un suelo radiante frío calor (es decir, por agua) para calentar funciona con temperaturas relativamente bajas (35-40° C), eso hace que se consuma menos electricidad.

Cuando el suelo radiante es por hilos eléctricos y se usa con energías renovables o con gas natural, el consumo es aún más bajo.

como se instala suelo radiante

Puede instalarse con energías renovables

El suelo radiante frío calor admite la utilización de bombas de calor de aerotermia o geotermia, o la energía solar. Además de eficiente, puede ser ecológico.

Optimización del espacio

Los circuitos van empotrados en el suelo, esto no afecta el espacio útil de las estancias.

Comodidad

El calor y el frío se reparten uniformemente por todo el suelo de la vivienda, o de las estancias climatizadas. El aire no se reseca ni hay mayor humedad, lo que contribuye a un mayor confort.

Refrigeración

El suelo radiante refrescante solo puede existir cuando la instalación es con tuberías de agua, lo que en realidad aumenta su eficiencia durante todo el año.

Hay que acotar que el suelo radiante refrescante solo puede instalarse en zonas con muy baja humedad, ya que de lo contrario puede generar gotas de humedad en el suelo.

suelo radiante madrid

Ventajas y desventajas de la instalación de suelo radiante

Podríamos mencionar tres inconvenientes:

Instalación limitada y de alto coste

La instalación de suelo radiante requiere de obras, habría que hacer un estudio preliminar para ver si es posible. Por otro lado, el precio por m2 es ostensiblemente mayor que otros sistemas de climatización.

Conocimiento técnico

También requiere de conocimiento especializado, por lo que siempre habrá que acudir a profesionales. Si se coloca mal puede haber problemas de condensación.

Alta inercia

Demora en calentarse y en enfriarse, no es tan rápido como otros sistemas de calefacción.

0 Comentarios

Deja un comentario