Consejos para ahorrar con la calefacción

Consejos para ahorrar con la calefacción

Enero es un mes famoso por la temida “cuesta de enero”, y es que, tras los excesos de la Navidad, toca ahorrar y afrontar todos los nuevos gastos que se presentan en nuestra economía.

Como con cada comienzo de año, es común pararse a revisar la factura de la luz, el gas, el teléfono o el seguro para comprobar si nos siguen interesando las tarifas contratadas o si podemos ahorrar en algunos servicios accesorios que nunca hemos llegado a utilizar y ajustar los importes a nuestras necesidades reales.

Además, hacemos frente al gran gasto relacionado al mantenimiento del hogar que, como cada año, es a lo que destinamos un mayor porcentaje de nuestro presupuesto. Dentro de estos gastos incluimos el alquiler o hipoteca y los servicios de gas y electricidad y, dentro de estos, destacamos el papel de la calefacción.

Según diversos estudios, como los del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la calefacción supone un 47% del consumo del hogar, casi la mitad del gasto energético, por lo tanto, además de contratar una tarifa acorde a tus necesidades, puedes tener en cuenta algunos trucos y consejos que te permitan ahorrar en calefacción durante estos meses fríos del año.

La instalación

En primer lugar, lo más importante es la propia instalación de la calefacción. Para la instalación de una caldera o un sistema de distribución del calor te recomendamos que cuentes con la ayuda de una empresa con experiencia en el sector, ya que de este paso puede depender el buen o mal funcionamiento de la misma. En Waris Energía contamos con un gran equipo que lleva trabajando más de 10 años y que, además, apuesta por la búsqueda de equipos más ecológicos, lo que añade un plus de eficacia y mejora a la instalación.

También es siempre aconsejable hacer revisiones periódicas que garanticen su buen funcionamiento o planteen la renovación de esta si fuese muy antigua, para que realmente puedas ahorrar con la calefacción.

Acondicionamiento de la vivienda

Es muy importante contar con un buen acondicionamiento de nuestra vivienda, ya que sería tontería estar desperdiciando el aire caliente generado por la calefacción y aumentando así el gasto. Las ventanas, las paredes, las rendijas de ventilación y las rendijas de las puertas son nuestros principales enemigos.

En el caso de las paredes, deben aislarse durante la construcción y los cristales de las ventanas podemos sustituirlos por otros aislantes o dobles. Para aislar las rendijas, podemos cambiarlas por otras más estrechas y que dejen escapar el menor aire posible o usar un rollo aislante para las puertas.

Sistemas de calefacción y tarifas

En el mercado encontramos una infinidad de tipos de sistemas de calefacción, tanto convencionales (atractivos por su precio y su buen rendimiento) como modernos e innovadores (a la vanguardia de la tecnología y cuidadosos con el medio ambiente). Su elección depende de ti, ya que eres quien mejor conoce las necesidades de tu hogar. De todas formas, desde Waris Energía te asesoraremos encantados para que puedas ahorrar con tu calefacción.

Mejora de nuestros propios hábitos

El ahorro también es cuestión de hábitos. No debemos olvidar que los expertos aconsejan mantener la temperatura ambiente de la casa durante las noches entre 16 y 18 grados y durante el día entre 20 y 21. También podemos programarla para que se encienda solo cuando sea necesario y, obviamente, debemos mantenerla apagada cuando estemos fuera de casa.

Recuerda que, siempre que lo necesites puedes solicitar una revisión de tu sistema de calefacción al equipo de Waris Energía que te ayudará a elegir el sistema que más se ajuste a tus necesidades y te aconsejará sobre el acondicionamiento de tu hogar para conseguir el mayor ahorro energético posible. Contacta con nosotros aquí.

1 Comment
  1. Kristel
    Feb, 8, 2020

    Llevar a cabo una reforma en Madrid para acondicionar la casa y ahorrar en calefacción no es buena idea, esto puede ser muy costoso si no se cuentan con los recursos. Sin embargo, coincido en que una de las mejores formas para hacerlo es mejorando nuestros hábitos.
    Apagar la calefacción cuando no estemos en casa, estar pendiente de que las ventanas y puertas estén cerradas cuando está encendida, son pequeños actos que pueden ayudarnos a ahorrar mucho. Además, estaremos alargando la vida útil de nuestras calderas al no hacerlas trabajar el doble.

Deja un comentario