CalefacciónCalefacción

La calefacción es un servicio vital de viviendas, locales y oficinas cuando llega el invierno. Revisar los sistemas de calefacción es una tarea que se debe iniciar en otoño, de manera que, no nos tome de imprevisto algún desperfecto. Por este período es importante ir documentándose sobre las tarifas y promociones que las empresas de gas le ofrecen a sus clientes para que se pase una temporada cálida y sin inconvenientes.

Los avances tecnológicos en sistemas de calefacción avanzan año tras año, ya que están en la búsqueda de equipos más ecológicos. Aproveche las promociones para tener en casa los equipos de calefacción más nuevos, de mayor rendimiento y al menor costo posible.

Los sistemas de calefacción abundan en el mercado, los hay desde los convencionales y sencillos hasta los más modernos e innovadores.

Sistemas de calefacción convencionales

Los sistemas de calefacción convencionales son aquellos que se encuentran en los hogares promedio. Su rendimiento es bueno, y su principal atractivo es su costo en el mantenimiento. Los repuestos son fáciles de encontrar a la hora de tener una avería, además es fácil conseguir personal técnico profesional para las reparaciones.

Se consideran sistemas de calefacción convencional:

  • Calefacción a gas natural

Es el más utilizado en los hogares de toda España. Se caracteriza por ser limpio, eficaz y poco contaminante. No supone problemas en su almacenamiento en áreas urbanas, ya que su suministro es a través de tuberías ya existentes.

  • Calefacción a gasóleo

Es el sistema que se emplea con mayor frecuencia en las zonas más alejadas o consideradas como sub-urbanas. Es eficiente para aclimatar espacios grandes, pero es menos limpio que el anterior. Su sistema de almacenamiento se hace en lugares adyacentes del hogar lo que supone un riesgo elevado por su volatilidad.

  • Calefacción a gas propano

El gas propano también se emplea en las zonas más apartadas de la urbe, donde los sistemas de tubería de gas no llegan. Su poder de calefacción es más potente que los anteriores y su rendimiento es óptimo en espacios grandes. Su desventaja es su forma de almacenamiento similar al gasóleo y los riesgos que se asumen.

La constante que acompaña a este tipo de calefacción, es que los tres tipos de gas, usan radiadores con calderas de agua para aclimatar de manera uniforme los diferentes ambientes en la casa o piso. La cantidad de radiadores a emplear lo marcará la suma de metros cuadrados a aclimatar.

  • Eléctrica por acumulación

Es considerado como el sistema alterno frente a la opción de gas. Sus precios son más altos, cuando se compara con la opción de gas. Es seguro en el hogar, ya que no requiere de oxígeno para su funcionamiento y limpio porque no emite ningún tipo de gas.

  • Eléctrica por convectores

La calefacción por convectores es ideal para lugares menos fríos y de espacios pequeños. Básicamente es una resistencia sencilla que al proporcionar corriente a través de su conexión genera calor para aclimatar los ambientes. La instalación y el costo de su mantenimiento son de los más económicos.

Este tipo de calefacción no se recomienda para lugares amplios, ni en lugares con temperaturas constantes inferiores a los 10°.   

Sistemas modernos e innovadores

Los sistemas de calefacción modernos e innovadores son los que van a la vanguardia de la tecnología y acorde con lineamientos que protegen al medio ambiente. Dentro de los cuales están:

  • Calefacción con emisores termoeléctricos

Los emisores termoeléctricos utilizan el sistema de radiadores sustituyendo el agua que es tradicional para este, por aceite térmico. Este sistema de innovación lo hace más seguro ya que no se genera presión dentro de él, como lo hace con el agua. Funciona de manera autónoma, y se requiere de un emisor por lugar a aclimatar. Su principal desventaja es el costo.

  • Calefacción por el suelo

Es el tipo de calefacción que se recomienda en casas que aún se encuentran en proceso de construcción, debido al grado de reformas que este supone. Su instalación es compleja y requiere de conocimientos técnicos indispensables, tanto para reformar como instalar. Es ideal en casas donde hay niños ya que garantiza seguridad al no encontrarse expuesto, evitando posibles quemaduras en las manos de los más curiosos. Este sistema se apoya en principios físicos de difusión del calentamiento de abajo hacia arriba para el acondicionamiento de espacios.

  • Calefacción con bomba de calor

El sistema usando bomba de calor es considerado como de última generación. Su uso es múltiple, ya que, sí hay frio este genera calor, pero sí hay calor proporciona frio utilizando un sistema convencional de ventilación. Su rendimiento es óptimo y se recomienda en lugares donde el invierno no es violento.

Estos son algunos de los sistemas de calefacción que hay en el mercado. Solo usted conoce sus necesidades a la hora de elegir. Y en Waris Energía le acompañamos en su decisión. Conozca aquí nuestros servicio de instalación de calefacción.

¡Aprovecha las ofertas en aire acondicionado!

Waris Energía asesora, instala y le da mantenimiento a tu aire acondicionado.

¡Contáctanos ahora!