Tipos de calefacción más usados en los hogares

Los tipos de calefacción más usados en los hogares los podemos clasificar por su tipo de suministro.  Aquí hablaremos de los más populares, porque es probable que nunca le hayas prestado atención al sistema de calefacción que tienes en tu casa.

Sin embargo, saber cómo funciona o de qué tipo es el que usas en su hogar, te ayudará a extender de forma adecuada su vida útil. Asimismo, a reducir los costes de energía y a la vez garantizar una buena temperatura para tu familia.

Conozcamos entonces los tipos de calefacción más usados en los hogares de Madrid y España.

Tipos de calefacción según su suministro

Colocaremos desde el más popular en uso hasta el que es más poco frecuente:

Tipos de calefacción: Gas natural

Es la opción más económica que encontraremos, además es muy seguro y bastante práctico. Es el sistema de calefacción que más se usa en los hogares de España. Y generalmente funciona colocando diversos aparatos que son alimentados con ese combustible para proveer calor.

Entre ellos los radiadores y calderas son los más utilizados. Respecto a otros tipos de calefacción, el gas natural es mucho más bajo en precios de kWh. Una de las desventajas de su uso es que cuando el gas es butano es de olor fuerte y depende de las bombonas que son algo limitadas.

Tipos de calefacción:  Radiante

Es un sistema muy eficiente, nos permite ahorrar y no contamina el medio ambiente. Este consiste en tuberías que transportan agua caliente a través del suelo. Lo ideal es colocarlo si tenemos una reforma o vamos a construir una casa.

Una de sus principales desventajas es el coste, que es de 63€/m2. El mantenimiento y cuidado también supone un gasto bastante alto y en ocasiones incluso levantar el suelo.

Calefacción Eléctrica

Después del gas natural, la calefacción eléctrica es la que más encontramos en las casas. Entre estos tipos están las calderas individuales, hilo radiante y los radiadores.

La popularidad de este tipo de calefacción se debe a que es energía 100% limpia. Es decir, no necesita de ningún combustible para funcionar. Además no hay riesgo de fuga de gas o gases tóxicos. Sin embargo, si no tenemos un buen aislamiento en la vivienda, su rendimiento puede verse afectado.

Bombas de calor

Las bombas de calor funcionan por electricidad y es de los sistemas más nuevos en el mercado. Suelen usarse en áreas específicas, pues si la colocamos en espacios amplios la distribución de calor no es homogénea.

No requiere de mucha energía para funcionar y es rápida si se trata de un lugar pequeño. Funcionan transportando el calor a la casa, tomando energía del agua, tierra o aire. También puede realizar el trabajo de manera inversa. Es decir, sacando el calor del espacio hacia afuera, haciendo un trabajo de refrigeración.

Para escoger el tipo de calefacción más adecuado para tu hogar, deben tener en cuenta las características del inmueble. Asimismo, de tus hábitos de consumo y la cantidad de veces que uses la calefacción al día.

Asegúrate de conocer el rendimiento de cada sistema para poder dar con el que sea capaz de cubrir tus necesidades.  Si tienes dudas, llama al 619 53 76 82.

0 Comentarios

Deja un comentario