Radiadores

Radiadores

El uso de los radiadores es casi exclusivo para el invierno, de manera que en verano sólo hay que estar pendiente de su mantenimiento y adecuación para la próxima estación. Su funcionamiento es básico, ya que intercambia la energía proveniente del agua o fluidos calientes, (dependiendo del modelo de radiador) al ambiente, permitiendo así alcanzar una temperatura agradable en la estancia.

Clasificación de los radiadores

Según su tecnología

  • Radiadores de bajo consumo

Cada vez la tecnología avanza y existen modelos de radiadores clasificados como de bajo consumo. Se pueden utilizar para periodos continuos mayores de 5 horas. Los de bajo consumo más populares son los que se instalan con el sistema de calderas a gas. También se encuentran de bajo consumo eléctrico que funcionan con fluidos especiales en su fabricación, en consecuencia puede tardar el proceso de calentamiento.

  • Radiadores eléctricos por infrarrojos

Este tipo de calefacción funciona con la generación de ondas de radiación. Se encarga de calentar los cuerpos u objetos y no el ambiente o el aire. Este tipo de calefacción se recomienda para personas con afecciones en pulmones, alérgicas o asmáticas

Según su diseño

  • Radiador eléctrico para baños (de uso toallero)

Es considerado como un radiador de características decorativas y funcionales para usar en salas de baño. Su versatilidad de tamaños y colores combinan de manera adecuada con cualquier ambiente. Su uso es para regular la temperatura y además para secar las toallas después de usarlas.

  • Radiadores con estilos (usos decorativos)

Ya en el mercado no hay sólo ese modelo estándar de radiador convencional. Ahora hay un modelo para cada necesidad y cada estilo. Ya no se tiene que tener un equipo no removible y obsoleto por más de 9 meses. Incluso hay con piezas decorativas acorde con cada ambiente en el hogar.

Según sus materiales

  • Radiadores de acero inoxidable

Los de acero inoxidable se caracterizan por tener una vida útil bastante amplia. Además, cada vez salen al mercado diseños decorativos que entregan funcionalismo y estética. Se utilizan tanto en espacios amplios como pequeños.

  • Radiadores de aluminio

Los de aluminio son los más comunes por su rapidez en el proceso de emisión de calor. Además, por su excelente adaptación a los espacios de cada vivienda.

  • Radiadores de hierro fundido

Es el material clásico para la fabricación de radiadores de calefacción. Su presencia aporta distinción y robustez al lugar y supone una amplia vida útil de acuerdo a su mantenimiento.

pregunte aquí acerca de nuestro servicio de instalación de radiadores sus costos y las diferentes marcas con las que trabajamos.

Asesoramiento, instalación y mantenimiento de Calderas en Madrid¡Llámanos ahora! - 664 434 092